Entrevista a Víctor Martín, el Bioinspirador

, , ,

Víctor Martín Font ha dedicado su vida a la naturaleza.

Las horas en el campo y la montaña han sido su principal universidad. Creció a caballo entre un pequeño pueblo del Pirineo catalán, Enviny, donde pudo aprender de primera mano los conocimientos ancestrales de las personas conectadas con el medio natural, y las zonas más urbanas de su Manresa natal. 

Trabajó once años como encargado de halconeros en el aeropuerto de Barcelona. Posteriormente, decidió formarse en el campo del desarrollo humano y el liderazgo.

Hace siete años fundó Desconnexions, una empresa dedicada a transformar organizaciones que, mediante el contacto con la naturaleza, se han convertido en compañías vivas y orgánicas.

Autor del libro Desconéctate y vive publicado por Plataforma editorial.

¿Vamos a descubrir un poco más de su vida profesional?

¿Qué simboliza para ti, el contacto con la naturaleza?

Para mi la naturaleza lo simboliza todo. De hecho, cada vez defiendo más, que dejemos de hablar de naturaleza como algo externo, como algo ajeno a nosotros y empecemos hablar de naturaleza como algo cercano y que este en nuestro día a día. Casi podríamos hablar de una nueva religión capaz de volver a unirnos.

Cada día de nuestras vidas debería haber un espacio para la observación de la naturaleza, eso es lo que realmente nos conecta. No sirve lo de desconectar para conectar si no sabemos lo que significa realmente estar conectados.

Hay naturaleza en cada rincón del planeta, en grandes y pequeñas ciudades también. Debemos volver a saber que estación del año es según lo que nos indican las señales de la naturaleza. 

¿Cómo transportas todo el significado que te da, para trasladárselo a las empresas?

Es relativamente fácil. Para explicarlo brevemente, lo podemos hacer a través de la biomimética. Es la ciencia que estudia la naturaleza y sus procesos para poder solucionar problemas humanos. Algunos nombres conocidos ya lo han hecho en el transcurso de la historia. Leonardo da Vinci o Antoni Gaudí son nombres relevantes. Yo en mi caso me fijo más en la metáfora que hay en la naturaleza para poderla luego traducir a un lenguaje organizacional y de desarrollo humano. Un gran ejemplo son las comunidades de insectos y su manera de organizarse como un solo individuo, cosa muy necesaria en las empresas en los tiempos que corren.

¿Bajo qué necesidad te surgió la idea de acercar la naturaleza a las empresas como herramienta de trabajo?

La naturaleza es fuente de creatividad, bienestar y equilibrio entre muchas otras cosas. La necesidad surgió básicamente el día que me di cuenta que para mí, toda la vida había sido una fuente de sabiduría y de bienestar físico mental. Hoy por hoy el nivel de estrés que vemos en las empresas esta llegando a unos limites alarmantes y es aquí donde entra la fuerza de la naturaleza de parar a las personas y de recordarles lo que realmente es la real. Me refiero a realidad como una vuelta a la sencillez, una especie de vuelta al origen donde nos damos cuenta que lo importante de esta vida es tan fácil como querer vivirla y disfrutar de lo que tenemos a nuestro alrededor. Se que suena muy típico, pero es que es así de fácil.

¿Cómo puedes con tu conocimiento, ayudar a las empresas? ¿Cómo definirías este vínculo?

Creo que lo que más me ha enseñado la naturaleza en el aspecto de trabajo con empresas, es mi etapa de 11 años como encargado de halconeros en el Aeropuerto de Barcelona. Cuando entiendes como entrenar un halcón y como entrar en su cerebro, se abre una parte en ti muy intuitiva y cada vez puedes desarrollar más la capacidad de intuición. Mirar a los ojos de un halcón es como mirar a los ojos de cualquiera de las personas con las que trabajo. Una mirada da mucha información al que quiere aprender a leerla. Hoy por hoy hemos olvidado mucho el poder de mirarnos a los ojos.

Trabajar con equipos no es nada más que conseguir un vínculo auténtico y ser capaces entre todos de mantenerlo en el tiempo, solo así se consiguen los cambios reales y duraderos.

¿Cómo puedes inspirar con tu proyecto a distintos grupos de trabajo? ¿Puedes hablarnos de tu metodología? ¿O podrías afirmar que cada caso es distinto?

Sin ninguna duda cada caso es distinto. No podemos ofrecer a cada equipo lo mismo si aceptamos que cada equipo es distinto. Con lo cual no soy nada amante de las actividades estándar y mucho menos aún de las que solo son un mero divertimento, al menos cuando lo que se busca en ellas es hacer equipo y dar un paso más en el crecimiento de este para llegar a ser un equipo de alto rendimiento o su mejor versión.

En mi caso, mi arma secreta es la creatividad. Ser capaz de crear experiencias nuevas, innovadoras y únicas es lo que te diferencia de los demás y a la vez te hace único.

La otra parte igual de importante es calibrar las necesidades del equipo. Por ejemplo, hay equipos trabajados que te permiten mayor profundidad, en cambio hay equipos en los que para iniciar el trabajo hay que estar en capas más superficiales y no pretender profundizar en la primera ocasión.

Por último, es muy importante saber dónde está la línea de equilibrio entre lo místico o lo demasiado superfluo. Cuando trabajamos con naturaleza aún hoy por hoy debemos evitar palabras y conceptos que hacen que los clientes piensen que vamos ha hacer el hippie, solo así llegaremos a todos los públicos, es aquí donde recae un o de los secretos mas importantes. 

¿Cuál es tu propuesta para inspirar a las empresas? ¿Qué tipo de actividades ofreces? Ejemplos de uso.

Quizá el secreto recae en que cada equipo tiene la solución a sus problemas. Si esto es así lo único que debemos hacer es crear un espacio donde el equipo pueda encontrarse a si mismo y pueda hablar en un espacio de comunicación verdadera. Aquí la premisa de, menos, es más, es un tatuaje que todos los que trabajamos en este sector deberíamos tatuarnos.

Un simple fuego en algún lugar remoto, la elección de un lugar mágico o crear un espacio para reencontrarnos con el silencio, pueden ser dinámicas altamente potentes.

En algunas ocasiones si que he diseñado experiencias mucho más complejas logísticamente pero que su eje central también se basa en esa premisa de sencillez.

¿Cuál es tu sensación después de cada actividad? ¿Crees que estas personas aplicarán tus técnicas en su día a día?

La sensación mayoritariamente es de haber dado lo mejor de mí, con eso ya estoy más que satisfecho. Por otro lado, cuando hay muchos abrazos es símbolo de que lo hemos conseguido.

A la segunda parte de la pregunta, os puedo responder que las técnicas no son mías, son en mayor parte de la naturaleza y es ella quien las guía. Yo lo único que tengo que hacer es llevar el grupo hacia entornos naturales y ella ya se encarga del resto jejej.

Si consigo que los participantes quieran volver a la naturaleza más a menudo ya he conseguido gran parte de mi objetivo. 

¿Cómo pueden generar un cambio a través de la naturaleza viviendo en una ciudad?

Muchas de las experiencias que generamos son también en las grandes ciudades como Madrid y Barcelona. Como dice la frase, si la montaña no va a Mahoma…. En muchas ocasiones usamos el formato de un profesional de la naturaleza como una apicultora o un leñador y luego yo me encargo de traducir sus palabras a ejemplos aplicables en las organizaciones. Imaginemos lo aplicable que es un sistema como una colmena de abejas donde conviven unos 80.000 individuos que trabajan y proliferan perfectamente. ¿Qué mejor ejemplo y referente de trabajo en equipo podemos encontrar?

Por último, aprovechar para invitar a las organizaciones que están en busca de RSC, que dejen de pensar que la única manera de ayudar a la naturaleza es plantar árboles y se dejen llevar por la gran ola del “Greenwashing”. La mejor manera de ayudar, es primero aprendiendo a escuchar la naturaleza y luego aprendiendo a comprenderla, solo estando plenamente concienciados y sensibilizados, podremos llevar a cabo acciones que tengan impacto verdadero. Nosotros ya hemos fijado nuestra mirada en acciones reales y en cambios pequeños que poco a poco podrán provocar cambios mayores.

0 respuestas

Deja un comentario

Quieres unirte a la discusión?
¡Siéntase libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *